Emprende sin dinero

¿Qué pasaría si te dijéramos que algunas de las mejores empresas y corporativos que has visto no tenían ni un sólo ladrillo cuando comenzaron?


Te vamos a contar algunos de los ejemplos más representativos de la industria referente al tema.



Si conoces bien tu producto y sientes pasión por él, puedes comenzar un negocio exitoso sin dinero., tal como lo hizo la fundadora de Nasty Gal, Sophia Amuroso. En 2006 estaba arruinada y necesitaba una forma de pagar sus cuentas. Se le ocurrió la idea de encontrar ropa vintage en tiendas de segunda mano y re venderla con un margen de beneficio. Mantuvo su inventario en su cuarto, encontró clientes a través de su cuenta, en ese tiempo de Myspace y los vendió en su tienda de eBay, Nasty Gal Vintage. Con su estilo vanguardista, pronto se volvió viral. Se mudó de eBay a su propio sitio y trasladó su inventario de su habitación a un almacén. Desde entonces, ha estado en la portada de Forbes y lanzó su autobiografía #Girlboss, que fue adaptada a una serie de Netflix.


En algunos casos puedes fabricar un producto y venderlo, sin ninguna experiencia previa en el campo. Eso es exactamente lo que hizo Tom Bilyeu con Quest Nutritional. Había perdido 27 kilos y quería ayudar a algunos familiares con sobrepeso a hacer lo mismo. Eso explica su interés en el fitness y la nutrición, y cómo se dio cuenta de que había un mercado para hacer barras de proteína. Cuando vio cuánto costaría comprar el equipo para hacer las barras, él mismo construyó todo, su cocina. Para correr la voz, envió cartas escritas a mano junto con barras de proteínas a personas influyentes en el fitness. En sus primeros dos años, Quest Nutrition ganó cerca de $10 millones de dolares.


Por supuesto, tener una habilidad especializada ayudará. Y si tiene dos conjuntos de habilidades, puede combinarlos y convertirlos en una gran idea: “el cielo es el límite”. Basta con mirar al fundador de Shutterstock, desarrollador de software y fotógrafo aficionado, Jon Oringer. No tenía efectivo para iniciar su negocio, pero sí tenía otro tipo de capital: una tonelada de fotos de alta calidad que había tomado. Sabiendo que cualquier tipo de negocio necesita fotos HD de buena calidad para promocionarlo, tomó 30,000 fotos de su fototeca personal. Y usó sus habilidades con el software para crear un servicio de fotos de archivo basado en suscripción. Pronto otros fotógrafos contribuyeron. Y Shutterstock se convirtió en una opción para los negocios que buscaban imágenes. Facebook ahora lo usa en su herramienta de creación de anuncios. Y vale más de $2 mil millones de dólares ahora. Esa otra manera de iniciar un negocio sin dinero.


Otra forma de poner en marcha un negocio desde el primer día, sin dinero alguno. Es crear una comunidad en línea. Una vez que hayas hecho eso, tienes una audiencia a la que vender, sin ninguna gasto previo de marketing. Caso en cuestión: la maquilladora y YouTuber, Michelle Phan. En 2011, su canal tenía ocho millones de suscriptores que miraban ansiosamente sus tutoriales de maquillaje. Eso significó un buen ingreso publicitario para Michelle. Pero ella pensó: ¿por qué detenerse allí? Así que fundó un servicio de suscripción de maquillaje, Ipsy, que vende muestras de productos de belleza en bolsas Glam mensuales por $10. Fueron un éxito inmediato entre su base de fans, y obtuvo ganancias de inmediato. Ahora tiene más de 30 millones de suscriptores y más de $500 millones al año en ingresos.


¿Qué pasa si tu pasatiempo no está tan de moda como el de Michelle, incluso un poco geek? Bueno, si hay suficientes personas involucradas, puedes crear una base de fans y luego usarla para iniciar un negocio también. Eso es exactamente lo que demostró CoolMiniOrNot. CoolMiniOrNot, abreviado como CMON (sí, los acrónimos geniales nunca duelen), comenzó como un sitio web donde los jugadores de Dungeon and Dragons (famosos juego de roll) mostraban sus figuras pintadas y se daban retroalimentación sobre sus habilidades con un pincel. Se convirtió en un éxito en la comunidad de juegos de rol. Y sus fundadores pensaron, ¿por qué no crear sus propios juegos? Usaron campañas de Kickstarter para financiar los juegos, y eso significaba que no tenían que poner dinero por adelantado para la producción, ya que ya lo habían recaudado. Desde entonces, han obtenido $20 millones de más de 20 campañas de Kickstarter.


Si tiene información para compartir y que la gente encontrará útil, una excelente manera de iniciar un negocio con un presupuesto bajo son los cursos en línea. Y una de las primeras personas en hacerlo fue Lynda Weinman. En los años 90, enseñaba diseño web. Todos los libros técnicos en el mercado eran deficientes, por lo que ella misma comenzó a producir materiales. Comenzó con un libro: Designing Web Graphics, considerado el primero de su tipo. Y cuando Lynda pensó que el nombre de dominio, Lynda, con una y, estaba disponible, pagó $35 por él. En 2002 empezó a utilizarlo para publicar películas de formación para sus alumnos. Eventualmente se convirtió en un gran negocio de bibliotecas de contenido y no necesitó dinero de inversionistas externos hasta 11 años después. Y finalmente, LinkedIn lo compró por $ 1.5 mil millones.



Todos estos emprendedores tenían una idea genial y no se detuvieron por motivos financieros para llevarla acabo. Un aspecto muy importante a destacar es que la mayoría de los emprendedores exitosos hoy en día hacen uso de la tecnología y todos los canales digitales posibles para aprovechar toda esa exposición que en medios tradicionales es carísimo, vuélvete digital.


En todos los casos espero distingas la importancia de su networking para crecer un negocio, aiween te ofrece esa posibilidad, el ser parte de una comunidad para conectar como cliente, proveedor, o alianza, con otros emprendedores, empresas o profesionales.



274 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo