Los emprendedores estamos cambiando el mundo empresarial

Celebremos el día del trabajo y emprendimiento.


El espíritu emprendedor

La Organización de las Naciones Unidas nos indica que. “La pandemia de la COVID-19 ha provocado una recesión histórica con niveles récord de carencias y desempleo”. Impulsar y apoyar a pequeñas y medianas empresas es clave para conseguir la recuperación social y económica, según la ONU.

Hoy día del trabajo promovemos e impulsamos el espíritu emprendedor que hace posible dicho crecimiento económico sostenido.



Iniciativa y creatividad: como valor agregado para contribuir al éxito del negocio. Adaptabilidad y asimilación ante los cambios: durante el inicio de un emprendimiento pueden surgir cambios e imprevistos, debiendo efectuar los ajustes pertinentes. Formación continua: es de suma importancia la capacitación, adiestramiento para la adquisición de las herramientas necesarias para el emprendimiento. Ambición y espíritu de superación: con visión de futuro en el negocio que se está implementando. Creación de soluciones innovadoras con impacto social: no se trata solamente de forjar un negocio propio para generar ganancias, dejando una huella en la sociedad. Habilidad comercial y de negociación: como ventaja competitiva en el área de ventas (bienes o servicios).


¿Cómo iniciar un emprendimiento?


Estas son algunas recomendaciones básicas y útiles para iniciar un negocio ¡Atrévete a intentarlo! Igualmente es aconsejable buscar la orientación y apoyo de mentores y expertos en el área, así como conocer las experiencias de otros emprendedores en sus inicios:

  1. Define la propuesta de valor: el primer paso es analizar la idea de negocio o emprendimiento y determinar si satisface las necesidades o problemas en el mercado. ¿Es innovadora?

  2. Establece un plan: la planificación es la base fundamental del emprendimiento. Realiza un estudio de mercado y de estructura, para desarrollar tu modelo de negocio con una visión realista y sobre todo realizable.

  3. Forma un equipo de trabajo: Rodéate de personas que apoyen e impulsen tu idea de emprendimiento o proyecto empresarial, aportando experiencia y conocimientos.

  4. Cree en ti: Debes tener la firme convicción que tu emprendimiento será exitoso en el mercado, atrayendo a posibles inversores y clientes.

  5. Busca apoyo: Averigua información sobre entidades, instituciones y organizaciones que ofrecen apoyo a emprendedores: ayudas económicas, mentorías, formación capacitación. Esto contribuirá positivamente en el crecimiento y consolidación de tu iniciativa de negocio o emprendimiento.

Los inversores privados, medios de comunicación, organizaciones y fundaciones vinculadas al emprendimiento ejercen un papel fundamental, para apoyar e impulsar el trabajo y a los nuevos emprendedores.







2 visualizaciones0 comentarios